con (casi) 40 y amando las pesas

con (casi) 40 y amando las pesas

Posted by on

Yo voy a cumplir 40 años. Ahora, dentro de nada. Y vivo anunciándolo como niña de 15 con novio nuevo. Porque sí, me parece algo importantísimo en mi vida, me parece divertido si, y lo celebro con todo. Muchas me han dicho "deja el trauma", "40 es sólo un número", "estás como el vino", "los 40 son los nuevos 20" y todas esas frases que le dicen a las mujeres cuando nos acercamos a cierta edad. Y la verdad es que yo de trauma nada. Más allá de que me sigo vistiendo como muchachito de 12, la verdad es que yo me he gozado mucho todas mis edades. Yo no soy de las que piensa que todo tiempo pasado fue mejor, me he disfrutado lo que hay con sus altos y bajos. Puedo decir súper contenta que los 30 fueron maravillosos. Desde el día cero. Cuando cumplí 30 me pidieron matrimonio y si, el amor es finísimo. Llevo 9 años con ese señor y somos felices. Pero más allá de la historia romántica con el catire (el esposo) la historia más romántica la he vivido con mi cuerpo porque fue la década donde me conocí 100% y donde hice cambios a mi vida que han sido fundamentales. Siempre me cuidé e hice ejercicios pero a los 30 me enserié en esto del fitness, de la alimentación y encontré un amor que vale lo que pesa en oro: levantar pesas para trabajar bien mis músculos. Porque sí, entendí que el músculo era fundamental para la composición de mi cuerpo, para como me veo y más importante, cómo me siento. Porque ese look de púber no es sólo porque me pongo franelitas "simpáticas" y uso el pelo corto. Es también porque tengo energía, ánimo y si, me veo "rica y apretadita" (sin muchas bubies pero no podemos pedir tanto). Y es que el músculo es lo máximo. Una musculatura correcta nos hará ver de verdad más delgadas y estilizadas, quemamos más calorías (¡en descanso!) ya que por cada libra de músculo, estas quemando unas 50 calorías extra; el músculo hace que tus actividades del día a día se hagan más fáciles porque tendrás más fuerza y te cansarás menos haciendo todas tus súper tareas diarias; te ayuda a tener huesos más sanos, lo que previene la osteoporosis; mejora la flexibilidad y el balance, además ayuda con tu postura; mientras más músculo tengas, más receptores de insulina y estos serán más sensibles, lo que ayuda a que quemes mejor la grasa corporal y además, según un estudio de la universidad de Tufts, mientras más musculo tengas, más posibilidades tienes de alargar tu vida. Creo que son suficientes razones para adorarlo ¿no?. Y este amor que siento que ha durado una década y mi plan es que dure unas décadas más. Y si, sé que con el cuarto piso, hay cambios en nuestro cuerpo que se empeñan en hacerme la fiesta un poco más difícil. Hay un proceso que realmente empieza a los 30 llamado sarcopenia, pero que se intensifica más cuando cumplimos 40 es que los cambios pueden ser más duros. De hecho las personas inactivas pierden de 3 a un 5 % de su masa magra corporal después de los 30 y aún siendo activos, vamos a perder algo de músculo. Además, con la edad, sobre todo las mujeres, perdemos músculo más rápido que los hombres, nuestra síntesis de proteína puede hacerse menos efectiva y nos cuesta adquirir potencia, resistencia y fuerza. También si ya en los 30 te diste cuenta que esas soluciones rápidas de 20añera no funcionan (adiós a esas ideas "geniales" de no cenar un día para estar regia el fin de semana, que siempre fue una mala idea btw) con los 40 las cosas se pueden hacer también un poquito más cuesta arriba. La verdad es que la grasa corporal puede ir aumentando hasta un 30 % hasta que nos llega la menopausia y seguir hacia arriba. Y esta grasa cambia de ser subcutánea a acomodarse más en la grasa visceral. También nuestro cuerpo empieza a producir menos estrógeno y la producción de insulina aumenta. Resultado, más gracita sobretodo en nuestras pancitas. Pero esto NO es una sentencia de muerte. No es el divorcio definitivo de un cuerpo fitness. De hecho es un aviso, es como una pelea con el novio, es un ponte las pilas, trabaja con lo que tienes para que este romance dure. Porque si, yo conozco mujeres que están hasta mejor en sus cuarenta que en toda su vida. Muchas empezaron hace nada, otras llevan años en esto. Y si estás empezando te cuento que nunca es tarde para empezar a consentir tu cuerpo y para mí, trabajar en la musculatura con la nutrición correcta, es parte fundamental de este proceso de amor propio. Pero igual que esas técnicas que aplicabas en tus 20 para verte flaca ya no funcionan, en tus cuarena tienes que trabajar tus músculos también de manera inteligente. Escucharlo más cuando te pide descansos, darle más cariñitos estirando bien después de tu sesión. Levantando pesas de acuerdo a tu capacidad. En la próxima entrega les hablaré un poquito de los ejercicios básicos que tenemos que hacer para enamorar a nuestros músculos y luego, de la importancia de una alimentación saludable que te ayude en el proceso. Y ok pues, para mi entonces los 40 son los nuevos 20 y listo. *Imagen destacada cortesía de: pixabay.com

Fitness

RSS

¿Debo hacer ejercicio si estoy embarazada?

Hacer ejercicio mientras estás embarazada es totalmente seguro y saludable para nuestro cuerpo y, más aún, si ya venimos entrenando antes de esto. Sin embargo, existen casos en que los médicos reco...
Read More

¿Cómo tener una correcta nutrición deportiva?

Una buena nutrición deportiva es imprescindible si hacemos ejercicio y deporte de forma habitual en nuestras vidas. Si quieres aumentar tu musculatura, mejorar tu aspecto físico o hacer ejercicio p...
Read More