¿Cómo volver al camino?

¿Cómo volver al camino?

Posted by on

Yo creo que todos hemos estado en ese momento. Vamos de 1000 puntos, nos sentimos más fuertes que The Rock, comemos mejor que la misma Sascha preparándose para unas fotos... Todo viento en popa pero, llega algo. Llámalo vacaciones, pelea con el novio, cambio de horario, hasta enamoramiento. Sentimos que nuestra motivación se va a pique y listo, nos salimos del plan. Lo abandonamos. El plan no existe. Pero luego de la tormenta y cuando llega la calma, llegan todos esos pensamientos recriminatorios (porque para eso somos buenos, para auto fastidiarnos), preguntándonos qué paso pero quedándonos en eso. Mucho pensamiento y poca acción. Porque para muchos volver al camino es tan difícil como empezarlo: a pesar de saber lo que tenemos que hacer, nos sentimos paralizados. -Limpia tu despensa: Yo siempre digo, ojos que no ven, barriga que no siente. Hay personas que tienen masterizadas la fuerza de voluntad, pero otras no. Si ese es tu caso, el que no puedes ver una galleta de chocolate sin tener que darle un mordisco, sácala de tu vista. Regálasela al vecino, al cura de tu iglesia, a quien sea pero que esté lejos (Es decir, de poco te va a servir que se lo regales a tu novi@ o compañero de trabajo que se sienta al lado tuyo). Cree en tu fuerza de voluntad pero dale una manito. -Haz las compras: Listo, ahora te toca llenar todos esos espacios en blanco con comida que de verdad te funcione. Es tan fácil como proteínas magras, carbohidratos buenos (donde están también las frutas y vegetales) y grasas saludables. Mientras más básico, más efectivo. -Vuelve a lo básico: Si estabas haciendo un plan dirigido de pérdida de peso, vuelve al día uno. Quizás ya tenías masterizado al ojo por ciento como se veían tus raciones, pero mejor vuelve a medir. Saca tu set de tazas y la pesa que estaba agarrando polvo en la cocina. Vamos a empezar de cero como ese día que no sabías que era mejor comer avena que cereales empacados de desayuno. -También con el ejercicio: Aléjate del pensamiento todo o nada y tómalo un día a la vez. Puede que tu "break" duró una semana, o dos meses. Vuelve a entrenar como si no hubieses levantado nunca una pesa ni corrido un km. Es mejor un entrenamiento suave que te deje con buena sensación de ejercicio que un maratón de crossfit que te deje todo golpeado y sin ánimos de hacer más nada la semana que viene. -Busca un mantra: Esto puede sonar gafísimo pero busca algo que te motive que te emocione. Puede ser una palabra o una canción, o una franela especial que te haga sentir como un super héroe. Este estímulo externo que te recuerda que SÍ puedes hacerlo funciona mejor que un litro de café. -Deja la quejadera que eso no soluciona nada: Sí, darle vueltas y vueltas a la idea te puede dar una luz sobre por qué fallaron las cosas, porque abandonaste el barco. Pero lamentablemente eso quema CERO calorías. Y hundirte en la autocompasión no funciona para volver estar en forma. Todos fallamos, nos caemos y al final, todos tenemos que levantarnos. Recuerda que esto no es una competencia de velocidad. Es más como un maratón lleno de obstáculos. Pero por más caídas que tengas en el camino, siempre puedes volver a decir "hoy me levanto". Suena a cliché de inspiración barata pero la verdad es que TÚ PUEDES. *Imagen destacada cortesía de: pixabay.com

← Older Post Newer Post →

Fitness

RSS

Medidas correctivas hasta el 31 de diciembre

He revisado el correo y los comentarios de mis redes sociales y muchos de ustedes han solicitado unas Medidas correctivas hasta el 31 de diciembre para contrarrestar el efecto de la comida de ayer ...
Read More

Llegó la Navidad (¡ahora qué hago!)

Soy fiel creyente de que no hay tal cosa como el momento perfecto para empezar, digamos, un plan de fitness, como un montón de planes más. Pero también creo que sí hay tal cosa como el PEOR momento...
Read More